Este fin de semana: ‘El truco final’, ‘Celda 211’ y ‘Copying Beethoven’

El cine es, sin duda, una buena forma de ocio para muchos de nosotros, pero es durante el fin de semana cuando la mayor parte, más amantes o menos del séptimo arte, podemos dedicar más tiempo a nuestra pantalla. Por eso, hoy os propongo tres películas para disfrutar en un par de ratos que seguro vais a tener libres.

El truco final: fantasía e intriga.

Cartel de “El truco final”. Fuente: Filmaffinity

Una cinta del director Christopher Nolan que se estrenó en el año 2006 y centra su relato en dos magos que compiten por conseguir el truco de magia más impresionante y el favor del público.

Ambientada en Londres de finales del siglo XIX y protagonizada por Hugh Jackman y Christian Bale, la historia nos arrastra hacia el mundo de competición y peligros que se esconde detrás de la magia. En cada actuación estos magos se juegan su prestigio y su capacidad de ganarse la ilusión del público a través de unos trucos que son auténticas obras de ingeniería e inteligencia a contrarreloj.

Primero amigos y compañeros, después feroces contrincantes, estos dos magos se dedicarán a pisotear el truco de su contrincante a cualquier precio en una competición que arranca tras el fracaso de un truco cuando aún trabajaban juntos.

Nolan, que antes de dirigir esta obra ya había sorprendido de buena manera al público con ‘Insomnio’ en 2002 y ‘Batman begins’ en el 2005, además de presentarnos la complejidad de estos espectáculos y sus riesgos, envuelve la historia en un trasfondo de ambición y competitividad que nunca abandona a los protagonistas.

El truco final es la elección adecuada para aquellos que queráis una película entretenida pero que no os importe quedaros un poco intrigados con lo que hay tras las bambalinas.

Tráiler de la película:

Celda 211: un gran thriller español.

Cartel de “Celda 211”. Fuente: Filmaffinity

Esta película de Daniel Monzón, un mallorquín que ya nos sorprendió en el año 2007 con ‘La caja Kovak’, se estrenó en la gran pantalla en el 2009 y está basada en la novela homónima de Francisco Pérez Gandul.

Luis Tosar, Alberto Ammann y Antonio Resines son los protagonistas de esta historia dramática que se vive en una cárcel española cuando los presos se apoderan del control de la prisión durante un motín.

Malamadre es el cabecilla de esta rebelión y el personaje del que se encarga Luis Tosar de una forma sencillamente magnífica. Alberto Ammann y Antonio resines son funcionarios de prisiones; Ammann se incorpora a trabajar en la prisión el mismo día que se produce el motín y Resines es un veterano directivo de cárceles. La verdad, ninguno de los dos actores se queda corto en esta obra.

El punto fuerte de este trabajo de Monzón es la tensión. En casi dos horas de película, las treguas que deja la acción para relajarse se cuentan con los dedos de una mano. Y sí, la película tiene bastante de acción y violencia, pero en el contexto de la historia y de la forma en que se cuenta, el resultado es tremendo.

Celda 211 es, si no la has visto ya, un thriller muy bien hecho y una muestra muy clara de que tenemos gran calidad en el cine español. No te dejará indiferente.

Tráiler de la película:

Copying Beethoven: placer musical y la figura de un genio.

Cartel de “Copying Beethoven”. Fuente: Filmaffinity

Agnieszka Holland, una directora de cine y televisión polaca, se atrevió con Ludwig Van Beethoven en esta película que estrenó en 2006. Él, genio y figura de la música clásica, es el centro de esta cinta. Pero más lo es su música.

No se trata de una obra biográfica sobre Beethoven ya que no repasa la vida, ni siquiera la musical, del compositor alemán. En ese sentido no es comparable a ‘Amadeus’ de Milos Forman. Aquí la directora enfoca la última etapa de la vida de Beethoven, pero sin buscar la exactitud histórica.

Beethoven, interpretado por Ed Harris, cuenta con la colaboración de Anna Holtz, una joven compositora de 23 años a la que da vida Diane Kruger, quien ayuda a Beethoven en la transcripción de sus últimas obras y supone el contraste dulce a la tosca y ruda personalidad del compositor.

Pero no son los personajes los que brillan en esta película. Es la música, es la producción de Beethoven y el enaltecimiento divino que proclama Ed Harris cuando habla de la música como el camino y la forma de alcanzar a Dios. De “serlo”, como afirma su personaje.

Si te gusta la música, te emociona sin contención y disfrutas profundamente a través de tus oídos, escoge Copying Beethoven. Hay una escena genial, redonda, tanto por la banda sonora como por la imagen.

Tráiler de la película:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s