‘Lo imposible’: cine español con sabor a Hollywood

Cartel de la película. Fuente: Filmaffinity

El director barcelonés Juan Antonio Bayona vuelve a la gran pantalla después de cinco años con “Lo imposible”, un relato terrible de la historia de una de las miles de familias que en diciembre de 2004 se enfrentaron al tsunami que arrasó la costa de Tailandia y de gran parte del resto del sudeste asiático.

En esta película Ewan McGregor y Naomi Watts se meten en la piel de padres para dar paso al dolor y la desesperación que sufrieron aquellos días los protagonistas de esta historia real en la que los cinco miembros de una familia se enfrentan a la devastación y el desconcierto que dejó la ola tras arrastrarlos tierra adentro.

Lo que hace Bayona en esta obra es un trabajo de empatía entre el espectador que se sienta en su butaca y los protagonistas que son engullidos por la corriente y que después se encuentran aislados pero rodeados de destrucción, muerte e incertidumbre.

Además de contar con un reparto en el que todas las actuaciones son destacables, el envoltorio de esta película es magnífico. No solo brilla Naomi Watts interpretando a una María serena y madraza o los jóvenes actores que encarnan a los pequeños Thomas (Samuel Joslin) y Simon (Oaklee Pendergast) que no ceden ante el pánico y enternecen a cualquiera. Ni tampoco Henry, el padre (Ewan McGregor), que se mantiene entero y no ceja en su búsqueda, ni el hijo mayor, Lucas (Tom Holland), que está aterrado pero no se hunde.

La labor hecha en postproducción con los efectos especiales de las olas y las escenas donde el agua cubre la imagen y se muestra el submundo de escombros que se esconde bajo la corriente convierten a la película en una buena atracción visual.

Es eso, junto con la fotografía delicada y la sensacional banda sonora que no permite más que dos o tres momentos de tranquilidad lo que hacen de esta historia dramática una tierna, angustiosa y emotiva película bien redondeada.

Sin duda, ni la temática trágica ni la dulzura de los personajes son el punto fuerte de este largometraje. Es su capacidad de envolver al espectador en el ambiente y las circunstancias de la calamidad lo que le otorgan la buena nota. El uso del movimiento en cámara que hace el director de “El orfanato” es uno de los muchos puentes que tiende esta película hacia la pantalla. También lo hace la crudeza de la realidad de la historia.

“Lo imposible” es una película que, ya fuera de su contenido, sirve para dar una patada a muchas opiniones que afirman que el buen cine solo se hace fuera de nuestras fronteras. Cuando se encienden las luces de la sala tras la proyección uno no sabe distinguir si lo que ha visto es un producto de Hollywood o no. Al levantarte de la butaca en tu cabeza lo que acabas de ver sabe muy bien.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s